Haga clic aquí para mostrar SUS banners en esta página y pague solo por el éxito

Culinario Francia Hosteleria y restauracion Noticias Turismo Noticias de Travel Wire Trending Vinos y licores

Solo en Francia: champán con burbujas románticas felices

Imagen cortesía de E.Garely

Oscar Wilde dijo: “Solo los que no tienen imaginación pueden fallar en encontrar una razón para beber champán”.

La producción de champán se remonta a cientos de años, y el conocimiento acumulado y las importantes relaciones públicas han convertido a Francia y los productos franceses en uno de los "países del vino" más emblemáticos del planeta.

Francia es el único lugar del mundo donde un bebedor sediento puede encontrar las uvas y los viñedos que producen champán.

Francia y el vino son sinónimos, ya que el producto es parte integral de la historia y la identidad agrícola, alimentaria y cultural del país.

En 2018, Francia contaba con aproximadamente 786,000 hectáreas de vid, con un producto de casi 46.4 hectolitros, lo que convertía a Francia en el segundo mayor productor de vino del mundo por volumen, solo por detrás de Italia. La producción francesa representa el 16.5 por ciento de la producción mundial de vino. Desde una perspectiva de superficie, una de cada 10 hectáreas de vid en el mundo se encuentra en Francia.

Motor Económico

El sector del vino emplea a casi 558,000 personas, incluidos 142,000 viticultores, y aproximadamente 84,000 son miembros de una de las 690 bodegas cooperativas francesas que crean 300,000 puestos de trabajo directos, 38,000 comerciantes, 3,000 sumilleres, 100,000 comerciantes de vino y 15,000 empleados en los departamentos de vinos de distribución de supermercados. . Dos tercios de la producción de vino francés se consumen en Francia y el 85 % de los hogares franceses (23 millones) consumen vino en casa (2017).

Casi 10 millones de enoturistas (42 por ciento extranjeros) visitan las 10,000 bodegas de enoturismo francesas o los 31 museos dedicados al vino en Francia. 

Envío de vino al extranjero

Francia es el mayor exportador mundial de vino (por delante de Italia y España) con un 29 por ciento del valor total, lo que lo convierte en un producto estratégico para las exportaciones francesas. En 2018, Francia exportó casi 14.9 hectolitros por casi 8.9 millones de euros (el equivalente a más de 100 aviones Airbus). Las exportaciones francesas se destinan principalmente (alrededor del 60 por ciento) a países europeos, encabezados por Alemania y el Reino Unido; sin embargo, el principal destino de los vinos franceses es EE. UU. (16 por ciento del valor total exportado, principalmente en botellas).

Francés Definir Vino

En 1907 el vino se definió legalmente en Francia como una bebida fermentada en la que todos los elementos deben proceder de la uva, incluida el agua y especialmente los aromas. El objetivo: prohibir cualquier producción ilegal que pueda aumentar artificialmente la producción y correr el riesgo de que los precios del vino bajen.

Internacionalmente el vino ha sido definido (1973) por la Oficina Internacional del Vino (OIV) establecida en 1924 como “exclusivamente la bebida resultante de la fermentación alcohólica total o parcial de uvas frescas, estrujadas o no, o de mosto de uva. El grado alcohólico no podrá ser inferior al 8.5 por ciento vol.”

El sector vitivinícola francés es el primero que ha basado su desarrollo en la denominación de origen, preservando la expresión del terroir que el exceso de productividad diluiría. Desde un punto de vista económico, la tendencia a preferir vinos con un rendimiento limitado protege contra los riesgos de sobreproducción y caída de precios.

Los productores de champán controlan fervientemente el proceso de producción, protegiendo la reputación del vino espumoso como producto único.

Champagne fue la primera región en recibir una denominación (delimitación controlada) por parte del estado francés. La noción de delimitaciones se volvió cada vez más importante a principios del siglo XX, ya que el champán es importante para la identidad nacional francesa y ayuda a establecer las formas en que el terroir y el sistema de denominaciones controladas preservan una genealogía particularmente francesa.

Champán. Consecuencia involuntaria

La historia sugiere que el vino espumoso “nació” por accidente: la producción de gas carbónico que emerge de una fermentación secundaria de levaduras. Muchos vinos pueden “espumosos”, sin embargo, los productores de champán se enfocan en el potencial de mercado de la bebida espumosa, trabajando arduamente para promover las cualidades distintivas que se remontan a las genealogías aristocráticas y los mitos del patrimonio, vinculando la bebida, el lugar y los productores. a un pasado único y de lujo.

En la Belle Epoque (1871-80), beber champán era reclamar una vida civilizada. Se convirtió en una marca nacional en un mercado internacional, una mercancía con un enorme capital simbólico y cultural.

El champán es una mezcla

El champán es un vino de mezcla, y dominan grandes fincas familiares con negociantes responsables de triturar, mezclar, añejar y comercializar los vinos. Las uvas y la tierra eran los únicos medios que tenían los viticultores para controlar la apropiación de la champaña. La epidemia de filoxera de la década de 1890 amenazó a los viñeros y negociantes, lo que llevó a la legitimación de la idea de que el champán, como región definida, era fundamental para la identidad del champán como bebida nacional e internacional.

Siempre ha habido tensión entre los viticultores y los negociantes. Los cultivadores venden alrededor del 23 por ciento de todas las botellas de champán, pero más del 92 por ciento de estas ventas se realizan en Francia. Muchos de los vignerons son miembros de alguna de las 137 cooperativas de la región, y están diseñados para brindar a los pequeños productores acceso a capital al que no podrían acceder individualmente y para fortalecer su poder de negociación frente al poder económico superior de comerciantes e intermediarios. . Hay más cooperativas en Champaña que en cualquier otra región vinícola francesa, y se establecen para procesar uvas y vender jugo o vino tranquilo a las casas.

Hay cuatro formas básicas de manipular las uvas:

1. Prensa y venta de jugo

2. Elaborar un vino tranquilo que se venda

3. Poner el vino tranquilo en segunda fermentación en botella y luego venderlo

4. Ponga el vino tranquilo en una segunda fermentación en botella y véndalo a otros para que lo comercialicen como su propio producto.

5. Producir un vino efervescente vendido bajo su propia etiqueta en competencia con los negociantes y otros viticultores

Marcas de champán

Cinco grupos controlan actualmente la mayor parte del mercado de Champagne.

1. Moet-Hennessy Louis Vuitton (LVMH) (más grande en el espacio de lujo):

• Moët et Chandon (1743)

• Veuve Clicquot (1772)

• Krug (1843)

• Arte ruinoso (1764)

• Mercier (1858)

Otros grupos incluyen:

2. Vranken Pommery (1858), BCC, propietaria de:

• Lanson (1760)

• Boizel (1834)

• de Venoge (1837)

3. Laurent Perrier (1812) incluye:

• Salón (fundado en 1911). Una de las casas más prestigiosas de Champagne. En lugar de hacer una gama de estilos que incluye una cuvée de prestigio como la mayoría de las casas de champán, Salon hace una sola cuvée de prestigio, que está hecha completamente de Chardonnay del pueblo de Le Mesnil-sur-Oger.

• Delamotte (1760)

4. Pernod Ricard (grupo multinacional de bebidas)

• Mamá (1827)

• Perrier Jouet (1811)

5. Rémy Contreau

• Charles y Piper Heidsieck (1851)

17 medianas empresas representan el 33 por ciento del valor:

• Taittinger (origen 1734; Taittinger 1931)

• Louis Roederer (1833)

• Bollinger (1829)

• Pol Roger (1849)

El Nicolas Feuillatte (el champán más vendido en hipermercados y supermercados franceses en 2020) vendió 4.5 millones de botellas, 2.6 millones de botellas más que la segunda marca más vendida, Alfred Rothschld. La marca Feuillatte (iniciada en 1976) reúne a 80 cooperativas más pequeñas y más localizadas en una sola empresa, lo que une indirectamente a aproximadamente 6,000 viticultores de la región. Nicolas Feuillatte es la cuarta o quinta marca más grande del mundo por volumen.

Dos champagnes cuvee de prestigio que iniciaron la tendencia continúan siendo importantes en el mercado de lujo: Dom Perignon de Moet y Cristal de Roederer. La Casa de Roederer fundó Cristal en el siglo XIX para la Corte Imperial de Rusia y el zar Alejandro II. La cuvée recibió su nombre de la inusual botella de cristal transparente que el zar insistió en utilizar. Moet & Chandon, un productor muy grande, representa un pequeño porcentaje de la producción total de Moet. El vino se comercializó por primera vez a principios del siglo XX, exclusivamente en Inglaterra y los Estados Unidos, y estuvo disponible en Francia a mediados del siglo XX.

Lo último en lujo

Los consumidores perciben el champán como un lujo y están dispuestos a pagar precios superiores por un producto que cuesta aproximadamente 9 euros de producir (brut básico, no añejo); es el marketing inteligente y la consistencia de la calidad lo que lo ha posicionado con tanto éxito como un símbolo y un mito.

Los estudios indican que el champán no es una compra diaria en los supermercados.

Solo se realizan (de media) 1.8 compras por persona al año, frente a las 5 compras por persona al año del vino espumoso en su conjunto (sin incluir el champán). La investigación también indica que el 60 por ciento de los consumidores beben champán por razones sociales o de entretenimiento, y la edad promedio de un consumidor de champán es entre 35 y 64 años, con un fuerte seguimiento femenino entre las edades de 17 y 24 años.

Algunos mercados están experimentando una disminución en las ventas de champán, y este puede ser el momento adecuado para expandir los esfuerzos de marketing más allá de la celebración, la extravagancia y la seducción para ampliar las opciones de aperitivo y comida.

APVSA – Trae un nuevo champán a Nueva York

Si usted es comprador, importador, distribuidor, agente, escritor/crítico de vinos, sumiller o educador de vinos, debe reunirse con Pascal Fernand, el fundador de la Association pour la Promotion des Vins et Spiritueux (APVSA), una organización sin fines de lucro que vincula a los viticultores/enólogos boutique con los mercados de América del Norte (incluidos EE. UU., México y Canadá). Con sede en Montreal, Fernand ha pasado más de 20 años presentando vinos boutique y productores de licores a nuevos mercados y nuevos consumidores.

En un evento reciente de APVSA en la ciudad de Nueva York, tuve la suerte de reunirme con Mathieu Copin, de Champagne Jacque Copin, con sede en Verneuil, Francia. Actualmente, Copin Champagne se importa y distribuye en California, Puerto Rico, Japón, Holanda, Suecia, Dinamarca, Suiza, Alemania, Suiza, Sudáfrica y Camboya.

La finca independiente, de propiedad familiar, se encuentra en un viñedo de 10 hectáreas en el valle del Marne, donde se producen algunos de los champanes más interesantes y únicos. Pinot Meunier, una uva autóctona de la zona, es un enfoque de Copin Champagnes.

Alfred Copin inició la finca a fines del siglo XIX cuando compró viñedos en Vandieres. La bodega pasó a manos de Maurice Brio y Auguste Copin, quienes asumieron roles de liderazgo mientras plantaban las primeras vides de Chardonnay y Pinot Noir. A partir de 19, Jacques Copin expandió el negocio de Verneuil con su esposa, Anne-Marie, presentando la marca Champagne Jacques Copin.

Desde 1995, Bruno y su esposa, Marielle y sus hijos, Mathieu y Lucille, lideran las operaciones de la marca Copin mezclando tradición con tecnología moderna. Los viñedos se cuidan a mano y la vinificación se realiza en barricas de roble, mientras que las cubas de acero inoxidable termorreguladas y la microvinificación permiten elaborar champagnes únicos.

Favoritos personales de Copin

Copin produce muchos champanes y los siguientes reflejan mis respuestas entusiastas a unos pocos seleccionados:

1. Polifenoles 2012. Extra Brut. 50 por ciento Chardonnay, 50 por ciento Pinot Noir.

Los polifenoles (compuesto fonético) son naturales en las uvas. Están presentes en la piel, ofreciendo color y aromas y considerados beneficiosos para la salud. El profesor Jeremy Spencer, del Departamento de Ciencias de la Alimentación y la Nutrición de la Universidad de Reading, descubrió que los polifenoles tienen "el potencial de influir en el funcionamiento cognitivo como la memoria..." Otra investigación de la Universidad reveló que "dos copas de champán al día pueden ser buenas para el corazón y la circulación y podría reducir los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares”.

Las uvas de Polifenoles Copin fueron cosechadas manualmente durante los días 19 y 20 de septiembre de 2012 y prensadas en 6 horas; el degüelle se produjo por congelación con chorro y no se añadió SO2. El vino fue embotellado el 8 de marzo de 2013, en copa color canela de fabricación francesa procedente de la fábrica OI SAS France de Reims. No hay enfriamiento ni filtrado; fermentación maloláctica; sin multas. Trasiego con fermentación alcohólica: Levadura seca activa fraguada hasta 17 grados C en depósitos de acero. Bodega envejecida durante al menos 108 meses a 11 grados C con tapón de corcho y sello P103.

Este brut, mitad chardonnay y mitad pinot noir, ofrece un delicioso tono dorado a la vista, fruta blanca madura, manzanas verdes, ciruelas, pomelo, miel y notas tostadas en nariz, y luego empuja una estructura única y tentadora al paladar que se destaca por una marcada acidez. Denso, complejo y delicioso, este champán proporciona un final largo y feliz. Marida con carne de cerdo, salmón, atún, mariscos o quesos tiernos/suaves.

2. Rosa Brut. 60 por ciento Pinot Noir, 25 por ciento Meunier, 15 por ciento Chardonnay de tres pueblos del valle del Marne (Veneuil, Vincelles, Vandieres).

Viticultura sostenible con uso limitado de productos sintéticos. Vendimia manual seguida de prensado neumático. La fermentación parcial se inicia a baja temperatura en depósitos de acero inoxidable entregando un vino semiseco con bajo contenido alcohólico. Luego, el vino se filtra ligeramente para mantener las levaduras. La fermentación se reinicia de forma natural durante un mínimo de 2 meses; la sobrepresión creada en la botella impide nuevas fermentaciones. El degüelle se realiza por decantación de la botella a presión, con una filtración estéril.

A la vista es de color rosa coral profundo junto con burbujas vivas. La nariz se deleita con los suaves aromas de cerezas frescas y fresas. En boca disfruta del descubrimiento de frutos rojos equilibrados por hierbas y ligera acidez. Disfrute como aperitivo o con croquetas de cangrejo, pato, pescado y postres a base de chocolate y frutas.

3. Le Beauchet Extra Brut. 100 por ciento Pinot Noir elaborado a partir de una mezcla de cosechas de 2012, 2013 y 2014 de la parcela Beauchet. Los viñedos fueron plantados en 1981 con un patrón 41B.

La parcela está orientada al suroeste, con muy poca pendiente en los pies de las colinas, suelo predominantemente arcillo-limoso con poca caliza y muy rico en hierro. Las uvas se recogen a mano y se prensan en 6 horas. Degüelle por congelación con jetting sin S02 añadido.

Embotellado en marzo, abril o mayo después de la recolección, en botellas de champán de vidrio de fabricación francesa más ligeras de la fábrica O1 de Reims. Sin refrigeración ni filtrado. Trasiego tras AF Fermentación maloláctica no realizada. Sin multas. Fermentación alcohólica. Levadura seca activa Saccharomyces cerevisiae galactosa a 18 grados C en depósitos de acero. Fecha de degüelle grabada en base de botella y corcho; reposa durante 5-6 meses antes de la venta.

Para información adicional sobre vinos disponibles a través de APVSA, ¡Haga clic aquí .

© Dra. Elinor Garely. Este artículo protegido por derechos de autor, incluidas las fotografías, no se puede reproducir sin el permiso por escrito del autor.

Más noticias sobre vino

#vinos

#champán

Noticias relacionadas

Acerca del autor.

Dra. Elinor Garely - especial para eTN y editora en jefe de vinos.travel

Deja un comentario

Compartir a...