Proyecto de Auto

Léanos | Escuchanos | Míranos | Unirse Eventos en Vivo | Desactivar anuncios | Live |

Haga clic en su idioma para traducir este artículo:

Afrikaans Afrikaans Albanian Albanian Amharic Amharic Arabic Arabic Armenian Armenian Azerbaijani Azerbaijani Basque Basque Belarusian Belarusian Bengali Bengali Bosnian Bosnian Bulgarian Bulgarian Catalan Catalan Cebuano Cebuano Chichewa Chichewa Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Chinese (Traditional) Corsican Corsican Croatian Croatian Czech Czech Danish Danish Dutch Dutch English English Esperanto Esperanto Estonian Estonian Filipino Filipino Finnish Finnish French French Frisian Frisian Galician Galician Georgian Georgian German German Greek Greek Gujarati Gujarati Haitian Creole Haitian Creole Hausa Hausa Hawaiian Hawaiian Hebrew Hebrew Hindi Hindi Hmong Hmong Hungarian Hungarian Icelandic Icelandic Igbo Igbo Indonesian Indonesian Irish Irish Italian Italian Japanese Japanese Javanese Javanese Kannada Kannada Kazakh Kazakh Khmer Khmer Korean Korean Kurdish (Kurmanji) Kurdish (Kurmanji) Kyrgyz Kyrgyz Lao Lao Latin Latin Latvian Latvian Lithuanian Lithuanian Luxembourgish Luxembourgish Macedonian Macedonian Malagasy Malagasy Malay Malay Malayalam Malayalam Maltese Maltese Maori Maori Marathi Marathi Mongolian Mongolian Myanmar (Burmese) Myanmar (Burmese) Nepali Nepali Norwegian Norwegian Pashto Pashto Persian Persian Polish Polish Portuguese Portuguese Punjabi Punjabi Romanian Romanian Russian Russian Samoan Samoan Scottish Gaelic Scottish Gaelic Serbian Serbian Sesotho Sesotho Shona Shona Sindhi Sindhi Sinhala Sinhala Slovak Slovak Slovenian Slovenian Somali Somali Spanish Spanish Sudanese Sudanese Swahili Swahili Swedish Swedish Tajik Tajik Tamil Tamil Telugu Telugu Thai Thai Turkish Turkish Ukrainian Ukrainian Urdu Urdu Uzbek Uzbek Vietnamese Vietnamese Welsh Welsh Xhosa Xhosa Yiddish Yiddish Yoruba Yoruba Zulu Zulu

Estado de emergencia en Jordania: el exsecretario general de la OMT, Dr. Taleb Rifai, dice que sí

El exsecretario general de la OMT, Dr. Taleb Rifai, habló con eTurboNews desde su casa en Amman, Jordania. Reconoció cuando se le preguntó sobre COVID-19: '

  • Si hay miedo
  • Si hay aislamiento
  • Si hay pánico
  • Si hay enfermedad
  • Sí, incluso hay muerte.

Pero en Jordania, con 85 casos de COVID-19 y sin casos mortales, los tiempos de incertidumbre realmente ayudaron al país a reunirse y hablar con una sola voz. Atrás quedaron las protestas que abordan los desafíos sociales en el Reino.

Jordania es una nación árabe en la orilla este del río Jordán, se define por monumentos antiguos, reservas naturales y balnearios. Es el hogar del famoso sitio arqueológico de Petra, la capital nabatea que data de alrededor del año 300 a. C. Ubicado en un valle estrecho con tumbas, templos y monumentos tallados en los acantilados de arenisca rosa circundantes, Petra se gana su apodo, la "Ciudad Rosa".

El coronavirus será un desafío también para el Reino de Jordania, pero la plataforma ahora está ahí para que las personas puedan luchar contra este enemigo invisible juntas y unidas.

El 17 de marzo, el gobierno jordano declaró el estado de emergencia como parte de una serie de medidas para limitar la propagación del COVID-19.

El 17 de marzo de 2020, el rey Abdullah II de Jordania emitió un decreto real que activa una ley de 1992 que otorga al primer ministro amplios poderes para restringir los derechos básicos, pero el primer ministro Omar Razzaz se comprometió a llevarlo a cabo en la "medida más limitada" y declaró que no vulneraría los derechos políticos, la libertad de expresión o la propiedad privada.

Jordan solo había registrado 85 casos de COVID-19 hasta el 20 de marzo, pero el gobierno ya había impuesto una serie de restricciones preventivas. Cerró las fronteras terrestres y aéreas del reino, se apoderó de 34 hoteles para convertirlos en centros de cuarentena, prohibió las multitudes de 10 personas o más y cerró negocios y oficinas públicas y privadas, con excepciones para la salud y los servicios esenciales. El gobierno no impuso un toque de queda, pero instó a las personas a no salir de sus hogares excepto en casos de emergencia y para satisfacer sus necesidades básicas.

Según la Ley de Defensa de 1992, el primer ministro puede declarar un estado de emergencia en respuesta a circunstancias excepcionales que amenacen la seguridad nacional o la seguridad pública, incluida una pandemia. La ley otorga al primer ministro la autoridad para suspender ciertos derechos, incluidas las restricciones a la libertad de expresión y circulación, y no parece tener límites de tiempo.

El primer ministro puede emitir órdenes que restrinjan el movimiento, impidan reuniones públicas y detengan a cualquier persona que el gobierno considere una amenaza para la "seguridad nacional o el orden público". También pueden confiscar cualquier terreno o propiedad privada y personal, incluido el dinero. La ley también permite que el gobierno controle el contenido de los periódicos, anuncios y cualquier otro método de comunicación antes de su publicación, y censure y cierre cualquier medio sin justificación. Si una persona viola la Ley de Defensa, puede ser condenada a tres años de prisión, una multa de 3,000 dinares jordanos (4,200 dólares) o ambas.

JordanMap

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), que Jordania ratificó en 1975, permite a los países adoptar restricciones excepcionales y temporales sobre ciertos derechos que de otro modo no estarían permitidos “en tiempos de emergencia pública que amenace la vida de la nación”. Pero las medidas deben ser solo las "estrictamente requeridas por las exigencias de la situación". El Comité de Derechos Humanos, que interpreta el pacto, ha dicho que la situación requeriría que los Estados partes "proporcionen una justificación cuidadosa no solo de su decisión de proclamar el estado de emergencia, sino también de cualquier medida específica basada en tal proclamación". El comité enfatizó que tales medidas "son de carácter excepcional y temporal y solo pueden durar mientras la vida de la nación en cuestión esté amenazada".

Ciertos derechos humanos básicos no se pueden restringir ni siquiera en tiempos de emergencia, dijo Human Rights Watch. Estos incluyen el derecho a la vida, la prohibición de la tortura y los malos tratos, la prohibición de la discriminación y la libertad de religión, así como el derecho a un juicio justo y a no ser detenidos arbitrariamente, y el derecho a una revisión judicial de la detención. Queda estrictamente prohibido que las medidas que estén en vigor durante los estados de emergencia discriminen únicamente por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión u origen social.

Además de las restricciones impuestas para prevenir la propagación del virus, el gobierno también ha declarado que considerará medidas para combatir el alza de precios durante la crisis. El gobierno también anunció la liberación de 480 detenidos administrativos, 1,200 detenidos en prisión preventiva y pospuso el encarcelamiento de los que no pudieron saldar sus deudas, 3,081 personas, para reducir el riesgo de contagio en las cárceles. El gobierno debe liberar a todos los detenidos en detención administrativa y considerar la liberación temporal de los detenidos por delitos no violentos. Las autoridades también deben garantizar que los que permanecen en prisión se mantengan en condiciones insalubres y puedan acceder a una atención médica adecuada, dijo Human Rights Watch.