Últimas noticias europeas Últimas noticias internacionales Breaking Travel News Noticias del gobierno Noticias Gente Reconstrucción Responsable España Noticias de última hora Turismo Actualización del destino de viaje Tendencia Ahora WTN

Advertencia urgente del Secretario General Honorario de la OMT, Francesco Frangialli

Escrito por Dmitro Makarov

Tanto el exsecretario general de la OMT, Francesco Frangialli, como el Dr. Taleb Rifai, tuvieron suficiente.

La última carta por escrito de un exsecretario general habla de trampas, un juicio estalinista y un punto en el que incluso la justicia se vuelve injusta.

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Francesco Frangialli, el Secretario General Honorario de la OMT y el exjefe de la organización respondió a La carta de Zurab Pololikashvili a todos los Estados miembros desde la semana pasada.

Francesco Frangialli se desempeñó como Secretario General de la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas de 1997 a 2009 y es una de las personas más respetadas en la industria mundial de viajes y turismo.

Los principales logros de Frangialli como secretario general incluyeron “la creación de un sistema universalmente aceptado para medir el impacto del turismo en las economías nacionales y la adopción del Código Ético Mundial para el Turismo para fomentar el turismo responsable y sostenible.

Esta violación de este código ético es el detonante para que el exjefe de la OMT se pronuncie con fuerza en una serie de cartas abiertas contra el actual líder de la organización.

Francesco Frangialli le dice a Zurab Pololikashvili en su respuesta de carta abierta:

 Estimados representantes de los Estados miembros de la Organización Mundial del Turismo:

Le escribo en mi calidad de exsecretario general de la Organización Mundial del Turismo. Para aquellos que no están familiarizados con la época prehistórica, fui Secretario General Adjunto de 1990 a 1996, Secretario General Provisional en 1996-1997 y Secretario General de 1998 a 2009. Durante el período 2001-2003, lideré la conversión de nuestra Institución en un organismo especializado de las Naciones Unidas. 

Haber estado a cargo de la Secretaría impone, desde mi punto de vista, cierta moderación, especialmente en un momento en que la Organización está inmersa en un proceso electoral para designar a su Secretario General para los próximos cuatro años. Por eso, a pesar de que comparto la mayoría de las ideas expresadas en este texto, no firmé la carta abierta que les envió un grupo de oficiales formales de alto nivel. 

Pero la reciente carta distribuida en respuesta a los Miembros por el Secretario General en funciones y las acusaciones erróneas que contiene me obligan a reaccionar públicamente sobre dos puntos. 

En primer lugar, si apunta al período en el que estuve a cargo, no puedo aceptar la afirmación de que “Se cometieron irregularidades y muchos Estados Miembros importantes se retiraron, situación que la Organización ha estado tratando de remediar desde entonces”. 

Al referirse a "Irregularidades", uno no puede permanecer vago. Deben identificarse todas las irregularidades. Hay que decir cuándo tuvo lugar, quién fue el responsable y qué país se fue como consecuencia.

Es exactamente lo que se llama un juicio estalinista.

Cuando fui Secretario General, ningún país importante abandonó la Organización. 

Cuando me incorporé a la OMC como joven Vicesecretario General de Antonio Enríquez Savignac, la Organización estaba completamente desorganizada. Muchos países de América Central, como Costa Rica y Honduras, y de Asia y el Pacífico, como Filipinas, Tailandia, Malasia y Australia, se habían marchado; Estados Unidos lo seguiría rápidamente. Con mi predecesor y, más tarde, yo mismo al mando, logramos revertir esa tendencia. 

Cuando dejé la OMT en 2009, la institución tenía 150 miembros. Todos los países asiáticos que se habían ido anteriormente se han reincorporado y han llegado otros nuevos en esta parte del mundo, que es vital para la industria del turismo. Se han sumado países importantes como Arabia Saudita, Croacia, Serbia, Ucrania, Kazajstán y Sudáfrica, entre muchos otros. Letonia, Lituania, Reino Unido, Noruega, Australia y Canadá eran miembros.

Recibí una carta del gobierno de Nueva Zelanda expresando su intención de unirse. El secretario de Comercio de los Estados Unidos había recomendado la misma medida a su presidente. Al leer la carta del Secretario General, me complace saber que la administración actual está trabajando para "remediar" la ausencia de algunos países importantes. Observo que lleva cuatro años a cargo y que no hay resultado. 

Gracias a las contribuciones provenientes de estos países "ricos", pero también a una cuidadosa revisión de la gestión y a una estricta limitación de los gastos de personal, que se ha perdido de vista, la OMT disfrutó en el momento en que me fui de un superávit financiero sustancial, lo que permitió financiar un programa de actividades rico y diversificado para el próximo período presupuestario 2010-2011. Si un "déficit financiero severo”Ha existido o existe hoy, no data de este período de tiempo. 

En segundo lugar, no puedo estar de acuerdo con la suposición de que, dado que fue aprobado por el Consejo, el procedimiento de nominación de un candidato al cargo de Secretario General se decidió e implementó de manera correcta, transparente y democrática. No era nada de eso. 

Junto a mi sucesor como Secretario General, el Dr. Taleb Rifai, y sin interferir en modo alguno en la elección a realizar, advertimos a su debido tiempo del riesgo que entraña el cronograma propuesto por el candidato a Secretario General y aceptado por el Consejo Ejecutivo en su 112ª reunión en Tbilisi. Si nuestras voces hubieran sido escuchadas, no existiría la duda que ahora afecta la legitimidad de todo el proceso electoral. 

Reunirse en el país de origen del titular en el momento en que muchos miembros del Consejo no podían viajar debido a la pandemia y cuando muchos de ellos estaban representados por sus embajadas en Georgia, introdujo claramente un sesgo. 

El Consejo aprobó un calendario que hacía imposible que los candidatos potenciales se declararan, recibieran el apoyo de sus gobiernos, elaboraran y difundieran su programa y realizaran campañas con normalidad. Esta limitación de tiempo totalmente injustificada, junto con las condiciones sanitarias imperantes y el período de fin de año, impidieron que los posibles candidatos realizaran visitas a los países votantes. La celebración de las elecciones en Madrid también favoreció al Secretario General saliente, como ex embajador en España. Todo esto en conjunto le dio al titular una ventaja competitiva injusta sobre posibles competidores. 

El pretexto del ridículamente corto espacio de tiempo entre las dos sesiones del Consistorio era la celebración de la 113ª sesión en Madrid junto con la importante feria turística de España, la FITUR. Se trataba simplemente de ocultar la verdad a los diputados, ya que estaba claro desde el principio que, debido a la pandemia, el FITUR no se llevaría a cabo como estaba previsto en enero. Como se señaló en la carta que firmé con Taleb Rifai, el duro entorno sanitario debería haber llevado a la solución opuesta: celebrar la sesión del Consejo lo más tarde posible, en primavera como de costumbre, o incluso al comienzo de la Asamblea General.

En tales circunstancias, adelantar la fecha solo era una trampa. 

El Secretario General saliente sostiene en su carta que el procedimiento seguido era estrictamente legal y estaba cayendo “dentro del ámbito del propio Consejo Ejecutivo.

Esto es perfectamente correcto. Pero la legalidad no es suficiente. Al manipular el proceso, puede ser tanto legal como inmoral.

El procedimiento electoral puede ser formalmente conforme a los Estatutos, pero al mismo tiempo injusto y desigual. Al final del día, no es ético.

Como escribió Sófocles:

"Hay un punto más allá del cual incluso la justicia se vuelve injusta

Espero que la Asamblea General, en su calidad de “órgano supremoDe la OMT, hará lo que sea necesario para garantizar unas elecciones justas en Madrid y un retorno a la buena gestión de la Organización. 

Les deseo a todos una fructífera y agradable estancia en España.
Noviembre 22nd, 2021

francesco frangialli 

Secretario General Honorario de la OMT 

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Acerca del autor.

Dmitro Makarov

Deja un comentario