Puesto de invitados

Linaje italiano: cómo aprovecharlo para la ciudadanía por ascendencia

Escrito por editor

El concepto de ciudadanía por descendencia ha ganado popularidad en los últimos años. Los estadounidenses que remontan sus raíces a otras partes del mundo quieren recuperarlos y comenzar una vida en la tierra de su origen. Italia se encuentra entre los destinos populares que ofrecen la opción de Jure Sanguinis o la ciudadanía por descendencia. Si puede rastrear y validar su línea de sangre en el país, tiene derecho a reclamar la ciudadanía. La mejor parte es que es solo el comienzo, ya que puede pasar la derecha a las próximas generaciones.

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

La opción parece excelente para comenzar su viaje de inmigración, pero debe comprender algunas cosas antes de seguir adelante. Usted puede lea esta guía completa si desea iniciar el proceso de solicitud y reclame su derecho. Tu línea ancestral puede funcionar a tu favor, así que asegúrate de usarla a tu favor. Permítanos explicarle cómo puede aprovecharlo para obtener la ciudadanía italiana por descendencia.

Conozca las normas de elegibilidad

La ciudadanía italiana por descendencia está disponible para los solicitantes a través de su línea ancestral, sin límite en el número de generaciones.. Significa que puedes reclamar a través de tus padres, abuelos, bisabuelos y más. Estas son las normas de elegibilidad que debe seguir para establecer un reclamo:

  • Si es hijo de padres italianos o es adoptado como menor de edad (la edad menor de 21 años se considera menor si es adoptado antes de 1975 y menor de 18 si es adoptado después de 1975)
  • El padre / antepasado italiano no debe haber obtenido la ciudadanía por naturalización en otro país cuando nació su hijo
  • El antepasado debería ser un ciudadano italiano después de la unificación del país en 1861.

Entender las excepciones

La elegibilidad para la ruta parece tan simple como haber nacido de padres italianos. Pero hay algunas excepciones a la regla. Si pertenece a una de estas categorías, tendrá que buscar otra forma de postularse. Estas son las excepciones a la regla general:

  • El antepasado nacido en Italia se naturalizó antes del 14 de junio de 1912
  • Naciste de una mujer italiana antes de 1948
  • Quiere reclamar a través de una línea materna, con un ascendente femenino que dio a luz antes del 1 de enero de 1948

A las mujeres italianas no se les permitió transmitir sus derechos de ciudadanía antes de 1948, lo que hizo que la ley fuera discriminatoria. Una corrección posterior permite que dichos solicitantes presenten una solicitud a través de un proceso judicial según la Regla de 1948.

Manténgase un paso adelante con la documentación

Si califica para la ruta, puede continuar con el proceso. Pero tiene sentido comenzar con la recopilación de documentos porque necesitará una lista larga para el proceso. Principalmente, necesitará los certificados de nacimiento, defunción, matrimonio y naturalización para validar sus conexiones ancestrales. Los necesitará de la comuna italiana de su antepasado, así como del país de naturalización. Puede resultar complicado conseguirlos en las oficinas locales, pero debe conseguirlos para el proceso. Los registros vitales emitidos en EE. UU. Deben estar certificados, traducidos y apostillados para que se consideren legales para el proceso.

Tener expectativas claras

Una vez que tenga sus documentos en su lugar, puede solicitar la ciudadanía italiana por descendencia. Deberá completar el formulario de solicitud y enviarlo al consulado italiano más cercano para comenzar. Le darán una cita para presentar documentos y comparecer a una entrevista. Aunque es tu primer paso hacia una segundo pasaporte, debe tener expectativas claras sobre el proceso y los plazos. La cita puede demorar hasta un año, dependiendo de la cantidad de solicitudes que ya estén en proceso. Puede considerar la posibilidad de presentar una solicitud desde Italia para agilizar el viaje. Incluso puede establecer una residencia legal allí durante el tiempo de procesamiento.

Colabora con un experto

Lo mejor es colaborar con un experto en ciudadanía italiana para que lo ayude con el proceso. Ellos pueden guiarlo y asistirlo en cada etapa, asegurando un viaje suave y sencillo en el futuro. Un profesional local tiene el tipo adecuado de conexiones, por lo que obtener sus documentos en Italia es más fácil. También se asegurarán de que todos los demás documentos estén en su lugar y que no haya errores u omisiones en la aplicación. Tener un experto a cargo del proceso también le da confianza y tranquilidad.

La ciudadanía por descendencia es la forma más fácil de ingresar a Italia y comenzar una nueva vida en el país de sus antepasados. Pero el proceso puede ser largo y abrumador, especialmente si lo navega sin experiencia profesional. Únase a un especialista y logrará su objetivo incluso antes de lo esperado.

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Acerca del autor.

editor

La editora en jefe es Linda Hohnholz.

Deja un comentario