ETV 24 horas al día, 7 días a la semana Últimas NoticiasShow : Haga clic en el botón de volumen (parte inferior izquierda de la pantalla de video)
Últimas noticias internacionales Breaking Travel News Caribe República Dominicana Noticias de última hora Hosteleria y restauracion Noticias Reconstrucción Turismo Actualización del destino de viaje Tendencia Ahora

¿Es falsa la recuperación del turismo dominicano? La paradoja de Simpson mira la verdad

República Dominicana
Escrito por Galileo Violini

El impacto de la pandemia en el turismo en todo el mundo y, en consecuencia, en la economía mundial ha sido tremendo. La contribución del turismo al Producto Mundial Bruto Mundial en 2020 - $ 4.7 billones - fue aproximadamente la mitad que en 2019. En un documento reciente, el director general a cargo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) estima que en la mayoría En un escenario optimista, al final del año, estaremos un 60% por debajo de 2019.

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico
  1. Dado que el turismo es un componente importante de la economía mundial, la recuperación en todos los países es fundamental.
  2. Recientemente, el Ministerio de Turismo de la República Dominicana ha presentado datos que indican que el sector está teniendo una recuperación notable.
  3. Si bien los datos son correctos, la interpretación puede dejar a uno cuestionando la indicación de tal recuperación.

La recuperación es un objetivo de todos los países, ya que el turismo es un componente crucial de la economía global, pero particularmente de aquellos que tienen al turismo como un componente importante de la economía.

En las últimas semanas, Ministerio de Turismo de la República Dominicana ha presentado datos que probarían una franca y notable recuperación del turismo receptivo dominicano. Los datos son correctos, pero su interpretación requiere un análisis que ponga en evidencia luces y sombras de esta recuperación, a partir de datos globales que agregan datos parciales de diferentes características.

Durante cincuenta años se ha estudiado un efecto que de hecho se había advertido hace más de un siglo, la paradoja de Simpson. Se pueden llegar a conclusiones falaces cuando las estadísticas amalgaman datos no homogéneos. Sin entrar en detalles de esta teoría matemática, observamos que permite comprender algunos límites de la interpretación de los datos por parte del Ministerio de Turismo dominicano, datos cuya veracidad, reiteramos para evitar malentendidos, no es cuestionada.

La importancia de comprender estos límites no necesita justificación en un país donde, en 2019, a través de ingresos en divisas, el turismo contribuyó con el 8.4% del PIB, lo que representó el 36.4% de las exportaciones de bienes y servicios. Además, el turismo, a pesar de una flexión del 13% en comparación con 2018, contribuyó en 2019 a casi el 30% de la Inversión Extranjera Directa.

Por estas razones, una verificación cuidadosa de la afirmación de que en la republica dominicana, el sector turístico está dejando atrás la crisis provocada por la pandemia COVID-19 es fundamental para las políticas públicas del país, así como para orientar las decisiones microeconómicas de los operadores del sector.

Recordemos los principales datos citados por el Ministerio:

- Las llegadas de no residentes por vía aérea, en agosto de este año, representan el 96% de las de 2019, tendencia más que confirmada por lo ocurrido en la primera quincena de septiembre.

- Esta tendencia es confirmada por el análisis mensual de la recuperación de este indicador desde la recuperación. en comparación con 2019, ha ido creciendo, del 34% en enero-febrero, a alrededor del 50% en marzo-abril, a casi el 80% en mayo-junio y al 95% en julio-agosto.

- Las llegadas de residentes no dominicanos han ido creciendo de manera constante durante diez meses.

- El porcentaje de turistas alojados en hoteles es del 73%.

Todos estos son datos verdaderos y documentados. Sin embargo, Simpson nos recuerda que se refieren a muestras que agregan diferentes grupos y diferentes períodos.

El análisis general del período sería correcto si hubiera habido estabilidad en las llegadas a nivel mensual en el período elegido para la comparación. Este no fue el caso, y los meses de 2019 no son equivalentes para tal comparación con 2021. Ese año, los turoperadores tocaron cómodamente los efectos de las muertes de algunos turistas entre mayo y junio, lo que revirtió el crecimiento registrado en el turismo norteamericano. en la primera mitad del año (casi el 10%) en una caída del 3% durante los primeros diez meses (4% si se considera el total de llegadas extranjeras).

Para ello es necesario distinguir cuánto de ese 96% en agosto o más del 110% en la primera quincena de este mes se debe a la recuperación del numerador (llegadas 2021) y cuánto al descenso del denominador (llegadas 2019).

Este efecto pesa especialmente si se desglosan las llegadas en base a otro elemento de inhomogeneidad, distinguiendo las de los no residentes dominicanos de las de los extranjeros.

Lo hacemos en la siguiente tabla donde presentamos este datos, para los meses de enero a agosto, a partir de 2013.

Año 201320142015201620172018201920202021
 D414598433922498684546051538350616429707570345888811156
 F289187031750333394208361914738617744027620395646612936502081389

Estos datos, sin cuestionar la comparación del Ministerio para el mes de agosto, lo redimensionan, dado que en el período de ocho meses las llegadas totales son el 60% de las de 2019 y tenemos que remontarnos a 2013 para encontrar una cifra menor. . Esta última comparación se refiere a los datos generales, pero si fijáramos la atención en la de los extranjeros solo, esto daría un 53%, en comparación con 2019, y un 72%, en comparación con 2013.

La consideración de los extranjeros no residentes es importante porque los nacionales dominicanos no residentes probablemente utilizan menos servicios adicionales como hoteles, restaurantes, transporte. Esta observación poco halagüeña está respaldada por la ocupación hotelera, que a pesar de ser extranjeros el 86% de los admitidos, es inferior a esta cantidad, mientras que históricamente los dos porcentajes solían ser del mismo orden.

Hay otros datos no homogéneos relacionados con el turismo receptor que deberían ser motivo de preocupación. Este dato, presentado en la siguiente tabla, se refiere al desglose de las llegadas por región de origen de no residentes.

Año NorteaméricaEuropaAmérica del SurCentroamérica
201860.8%22.4%12.6%3.9%
201961.9%21.6%12%4.1%
202061.2%24.7%10.7%3%
202170.6%14.6%9.5%5%

Los datos más relevantes para nuestras reflexiones son el crecimiento del turismo norteamericano acompañado del declive del europeo. Si se considera este dato junto con el relacionado con la nacionalidad, cuyo efecto indirecto hemos comentado, parece que el impacto negativo del descenso del turismo europeo difícilmente puede compensarse con el incremento del turismo norteamericano.

Esta previsión también está respaldada por datos europeos sobre la recuperación del tráfico aéreo europeo. La comparación entre este verano y años anteriores muestra que solo se ha recuperado el 40% del tráfico de 2019, con una mejora respecto a 2020, cuando la recuperación había sido del 27%. Y cabe agregar que el tráfico aéreo tampoco es un indicador homogéneo, ya que en Europa ha habido una mínima recuperación del tráfico que debería interesar a la mayoría de República Dominicana, el de los vuelos intercontinentales. De hecho, los que se recuperaron principalmente fueron los vuelos intraeuropeos de bajo coste. Hoy representan el 71.4% del total, mientras que hace dos años representaban solo el 57.1%, y no se debe ignorar que los destinos que más aportan a este resultado, de alguna manera, representan alternativas a la oferta turística caribeña.

A esto hay que agregar que las medidas del Pase Verde Europeo tampoco favorecen el turismo a Europa porque la vacuna más utilizada en República Dominicana, Sinovac, no permite recibir el Pase Verde. Esto puede ser cuestionable, pero ciertamente afecta al sector de las agencias de viajes, por lo que el panorama resultante es que aún queda un largo camino por recorrer antes de que el turismo dominicano realmente regrese a sus niveles pre-pandémicos.

Contar con una recuperación de la situación prepandémica como resultado del control de la pandemia es quizás optimista y, en cualquier caso, no parece probable que ocurra en el corto plazo.

Esto significa que, sin darle demasiada importancia a la mejora de unos pocos decimales en estos porcentajes, es necesario pensar en políticas de reactivación de cara al mediano plazo de 2023.

Un informe reciente del Consejo Mundial de Viajes y Turismo aboga por acciones proactivas de los gobiernos, como invertir y atraer inversiones del sector privado en infraestructura física y digital y promover segmentos de viajes particulares, como el turismo médico o el turismo MICE. Esto implica una política global, no sectorial, que también involucra a otros sectores de la sociedad.

Consideraciones similares hizo dos meses atrás el director general a cargo de la UNCTAD, insistiendo en la necesidad de repensar el modelo de desarrollo turístico, promover el turismo nacional y rural y digitalizarlo.

La infraestructura existente en el país permite estas acciones, y esto requiere de una fuerte política de promoción, coordinada con el sector privado, sin estar satisfechos con el hecho de que se está produciendo una cierta recuperación. El hecho de que al cierre de este año haya 4.5 millones o 5 millones de llegadas, todavía escasas en comparación con años anteriores, no marcará una gran diferencia, a menos que se creen las condiciones para una fuerte reactivación del sector, que permitirá al país mantener su posición de liderazgo en el turismo caribeño.

#rebuildingtravel

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

Acerca del autor.

Galileo Violini

Deja un comentario